Aditivos Antiadherentes de Silicona

Explorando la química que subyace a los aditivos antiadherentes a base de silicona.

La necesidad de ciertas propiedades antiadherentes está presente en numerosas aplicaciones de la vida cotidiana, así como en aplicaciones industriales1. Dependiendo de la naturaleza de estas aplicaciones, son deseables diferentes niveles de efecto antiadherente, igualmente las exigencias con respecto a la durabilidad del efecto antiadherente varían sustancialmente. Por lo tanto, tiene sentido considerar con detenimiento los aditivos especiales, que producen este efecto.

Imagen 1: Prueba del efecto antiadherente (foto portada)

En la primera sección de este artículo, se explica el origen químico de esta clase de aditivos. En la segunda sección se explica el mecanismo de acción en aplicaciones usuales de los aditivos antiadherentes, así como los efectos básicos de diferentes tipos de aditivos antiadherentes a base de silicona. Por último, se exponen los principios básicos de la formulación.

Origen químico

El proceso más simple para obtener un aditivo antiadherente de silicona es obtener polidimetilsiloxano (PDMS) de diclorodimetilsilano (el cual puede obtenerse fácilmente a través de la síntesis de Müller-Rochow 2 a escala industrial) mediante una reacción de hidrólisis-condensación3 (ver figura 1 y 2).